estreñimiento

Estreñimiento y suelo pélvico: ¿Existe relación?

El estreñimiento es un problema digestivo muy común. Un tercio de la población padece alteraciones del tránsito intestinal, que pueden producir efectos molestos y reducir su calidad de vida. Un ejemplo es la afectación al suelo pélvico.

Desde Medicina del Dolor en Valencia, os contamos cómo el estreñimiento puede afectar al suelo pélvico y cómo actuar para tratar y prevenir estos problemas.

¿Qué es el estreñimiento, cuáles son sus síntomas y por qué puede aparecer?

Hablamos de estreñimiento cuando la frecuencia de deposiciones es inferior a las tres veces por semana o si se dan molestias al defecar como sensación de no haber podido vaciar todo el contenido o esfuerzo para expulsar heces duras.

Algunos de sus principales síntomas del estreñimiento son los siguientes:

  • Dolor abdominal, de cabeza y espalda.
  • Falta de apetito.
  • Sensación de hinchazón abdominal.
  • Flatulencias.
  • Cansancio.
  • Insomnio.
  • Retortijones.

¿Cómo afecta el estreñimiento al suelo pélvico?

El estreñimiento transitorio afecta al suelo pélvico puesto que el recto es un lugar de paso de heces y no de almacenamiento. Si se almacenan en el recto, se acumulan, por lo que el suelo pélvico se ve sometido a mayor peso que soportar. Además, las heces acumuladas se vuelven duras, por lo que para evacuarlas se requiere de grandes pujos en apnea y mucho esfuerzo con aumento de presión en el suelo pélvico, lo que lo debilita. Si el suelo pélvico se halla debilitado, no podrá realizar sus funciones correctamente.

El estreñimiento sino se trata se vuelve crónico muy rápidamente, por lo que los problemas nombrados anteriormente van a empeorar, además de aparecer otros nuevos, tales como las lesiones en la mucosa anal o la presencia de hemorroides.

En las mujeres, el recto y la cavidad vaginal son adyacentes. Cuando existe estreñimiento, es decir, no se puede vaciar el intestino adecuadamente, las heces quedan por tanto retenidas en el recto, concretamente en la ampolla rectal.

Cuando las heces se acumulan en esta zona,el recto se apoya contra las paredes vaginales, y esta estructura debe soportar mayor peso. Esto puede debilitarlo y generar problemas como incontinencia urinaria o prolapsos.

Aunque la ampolla rectal tiene cierta flexibilidad, cuando se da el estreñimiento puede perder su capacidad para contraerse y expulsar las heces.

Si no se acude al baño cuando se precisa, se pierde el reflejo defecatorio y se sigue acumulando peso en la zona, afectando la angulación correcta para la defecación y al suelo pélvico.

¿Cómo podemos tratar y prevenir el estreñimiento y los problemas del suelo pélvico?

El suelo pélvico suele dañarse por la realización de esfuerzos mal gestionados o por el aumento de peso (por ejemplo en caso de deportes de impacto, embarazo y obesidad). Cuando existe estreñimiento, el acto de expulsar las heces se vuelve un esfuerzo y se requieren de pujos muy potentes y agresivos para la zona perineal.

Para prevenir y tratar cualquier problema del suelo pélvico producido por el estreñimiento, se deberá actuar de forma paralela ante ambas cosas.

Se deberá abordar la causa del estreñimiento, por ejemplo, teniendo en cuenta la dieta e hidratación de la persona afectada, sus hábitos de vida y defecatorios o si existe alguna patología que lo genere.

Por otra parte, se deberá poner foco de atención en el estado del suelo pélvico, sus problemas y sus soluciones.

Para mejorar y prevenir el estreñimiento, se recomienda la ayuda de un nutricionista que ayude a promover mejores hábitos alimenticios. También será beneficioso un fisioterapeuta para abordar los hábitos de defecación y tratamiento de suelo pélvico, y la de un preparador físico y/o para promover la realización de ejercicio, beneficioso en estos casos.

En resumen, para recuperar el buen estado de salud del suelo pélvico será beneficioso contar con la ayuda de un profesional que nos ofrezca información básica para unos buenos hábitos defecatorios y tratamientos específicos para ello, como ejercicios hipopresivos, Kegel o con dispositivos, como el Winner flow.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, nutricionistas, preparadores físicos y psicólogos. Con ello conseguimos centrarnos en los problemas del suelo pélvico de forma concreta desde cada una de nuestras disciplinas. De esta manera, podemos ofrecer tratamientos eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca de la relación entre estreñimiento y suelo pélvico. Si precisáis más información acerca del suelo pélvico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés
Últimas entradas de Dra. Carmen De Andrés (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.