rotura del menisco

Rotura de menisco: ¿Cuáles son sus efectos?

Ya os hablamos de la condromalacia rotuliana, una lesión muy frecuente de rodilla. Sin embargo, otra afección muy común, tanto en profesionales del deporte como en otras personas, es la rotura del menisco.

Desde Medicina del Dolor en Valencia os contamos en qué consiste la rotura del menisco, cuáles son sus causas, síntomas y efectos, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es el menisco y en qué consiste su rotura?

Cada una de las rodillas cuenta con dos piezas de cartílago en forma de C, los meniscos, que actúan como amortiguadores entre los huesos del fémur (por arriba) y de la tibia (por debajo).

La rotura del menisco es una lesión muy usual en que el menisco se desgarra debido a una torcedura o giro fuerte de la rodilla.

Causas y factores de riesgo

La rotura del menisco puede suceder en situaciones en que se deba pivotar, hacer paradas o giros repentinos, así como al arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar peso. Debido a esto, es frecuente que suceda a personas que practican deportes como el tenis, el baloncesto o el fútbol.

También puede producirse al pisar y apoyar mal el pie en el suelo, debido a la obesidad (al cargar más peso en la rodilla) o por una degeneración natural del cartílago.

Síntomas y efectos de la rotura del menisco

Los principales síntomas de la rotura del menisco son los siguientes:

  • Dolor persistente, sobre todo al torcer o girar la rodilla.
  • Hinchazón, rigidez.
  • Chasquidos.
  • Sensación de que la rodilla cede o se afloja.
  • Sensación de que la rodilla está bloqueada y dificultad para enderezarla o flexionarla.

Además de generar problemas para llevar a cabo las actividades del día a día y poder generar dolor crónico, padecer una rotura del menisco aumenta la posibilidad de padecer artrosis en la rodilla afectada.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la rotura del menisco puede realizarse mediante la exploración física, donde el médico puede solicitar llevar a cabo ciertos movimientos.

Asimismo, se pueden requerir radiografías, resonancia magnética o artroscopia. Mientras que la resonancia magnética puede mostrar tejidos blandos como el cartílago, y la artroscopia mostrar su estado, la radiografía se utiliza para descartar otras afecciones.

Sobre el tratamiento, este dependerá del grado de gravedad de la lesión. En casos leves se optará por un tratamiento conservador, consistente en aplicación de frío, reposo, fármacos antiinflamatorios y analgésicos, y fisioterapia.

En casos más graves o en que el dolor sea persistente y limitante, se deberá valorar la cirugía.

¿Cómo se puede prevenir?

Para prevenir esta lesión, es fundamental que tengamos cuidado a la hora de ejecutar ciertos movimientos y posturas y que hagamos ejercicio físico con precaución. Además, es primordial evitar factores como la obesidad y el sedentarismo, y llevar una dieta equilibrada, especialmente rica en colágeno.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, nutricionistas y psicólogos. Con ello conseguimos centrarnos en los problemas y el dolor de rodilla de forma concreta, pero de una manera multidisciplinar. De esta manera, podemos ofrecer tratamientos eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca de la rotura del menisco y cómo abordarla. Si precisáis más información acerca de problemas relacionados con la rodilla, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.