condromalacia rotuliana

Condromalacia rotuliana: Acerca de este problema de rodilla

Es posible que alguna vez os haya dolido o fallado la rodilla, o que hayáis notado un crepitar al flexionarla. Esto puede ser señal de una condromalacia rotuliana.

Desde Medicina del Dolor en Valencia os contamos qué es la condromalacia rotuliana, cuáles son sus causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es la condromalacia rotuliana y por qué aparece?

La condromalacia rotuliana, o condropatía rotuliana, es una alteración del cartílago de la rótula que puede ocurrir por causas traumáticas, biomecánicas, infecciosas, reumáticas, metabólicas o degenerativas:

Traumáticas

Se producen por golpes en la rodilla, choques entre el fémur y la rótula (en la cual el cartílago se inflama), torsiones de rodilla o cargas en el cartílago al apoyar la rodilla. Estas causas son muy comunes en ciertos practicantes de deportes.

Biomecánicas

Se dan por insuficiencias musculares, pies valgos (que desplazan la rótula), o cualquier otro desequilibrio en la cadena funcional que produzca carga en la rótula.

Infecciosas, reumáticas o metabólicas

Debido a enfermedades como la artritis, artrosis, gota, diabetes, disfunciones hepáticas, renales o intestinales, cambios de peso, etc.

Degenerativas

Se trata de la causa más común, que aparece de forma lenta y progresiva. Los efectos del envejecimiento y la degeneración natural son más intensos en personas sedentarias, con malos hábitos alimenticios y mala postura corporal.

Síntomas de la condromalacia rotuliana

Los signos principales de la condropatía rotuliana son los siguientes:

  • Dolor en la rodilla, con sensación punzante y agudo.
  • Sensación de que la rodilla falla o no tiene fuerza y estabilidad (por ejemplo, al subir o bajar escaleras o al agacharse y levantarse).
  • Hinchazón.
  • Sonido o sensación de crepitaciones al flexionar y extender la rodilla.

Diagnóstico y tratamiento

Además de tener en cuenta la sintomatología referida por el paciente, su historial clínico y la exploración física, el médico podrá llevar a cabo estas pruebas para el diagnóstico:

  • Analítica sanguínea y/o Rayos X para descartar otras afecciones.
  • Resonancia magnética para observar en detalle la rodilla.
  • Artroscopia, que consiste en la introducción de una pequeña cámara en la rodilla para comprobar el estado del cartílago.

En lo referente al tratamiento, este puede consistir en la aplicación de frío, toma de fármacos antiinflamatorios y analgésicos, y fisioterapia.

El tratamiento fisioterapéutico tiene como objetivo el fortalecimiento de los músculos cuádriceps, para lo que se llevan a cabo ejercicios de movilización pasiva y activa-asistida.

¿Cómo prevenirla?

Con tal de prevenir este problema, es fundamental valorar sus factores de riesgo y actuar en consecuencia. Por ejemplo, es muy importante adoptar buenas posturas, evitar el sobrepeso y el sedentarismo con una buena dieta y ejercicio físico moderado y regular.

Cuando se practique deporte, es crucial hacerlo con precaución y sin sobreexigirse, siempre respetando el tiempo de recuperación y descanso. Será beneficioso contar con un profesional para ayudarnos, como un preparador físico y/o un fisioterapeuta.

Asimismo, se debe minimizar la carga de pesos y siempre hacerlo con cuidado para evitar dañar las rodillas.

Finalmente, cabe destacar que la alimentación es un pilar para la buena salud, por lo que deberemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en colágeno para mejorar la salud del cartílago.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, preparadores físicos, fisioterapeutas, nutricionistas y psicólogos. Con ello conseguimos centrarnos en los problemas y el dolor de rodilla de forma concreta, pero de una manera multidisciplinar. De esta manera, podemos ofrecer tratamientos eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca de la condromalacia rotuliana. Si precisáis más información acerca de problemas relacionados con la rodilla, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.