alimentación

Alimentación en el ámbito del dolor: ¿Cómo influye?

Cuando se habla de los pilares para disponer de una buena salud, siempre se menciona mantener una alimentación sana y equilibrada. Y es que esta no solo puede prevenir problemas de salud, sino mejorar nuestro estado frente a la enfermedad.

Desde Medicina del Dolor en Valencia, expertos en dolor crónico, hoy queremos hablaros del papel de la alimentación frente al dolor crónico y cómo puede ser de ayuda en su tratamiento.

¿Qué papel juega la alimentación frente al dolor crónico?

Es fundamental evitar problemas de malnutrición o déficits nutricionales debido a que nuestro organismo precisa de ciertos nutrientes para llevar a cabo sus funciones correctamente. Si no es así, las estructuras, como los nervios, pueden atrofiarse y generar problemas como la sensibilidad a los estímulos dolorosos.

Según datos de la International Association for the Study of Pain (IASP), optimizar la dieta, por lo tanto, tiene efectos positivos en la mejora del dolor crónico tales como:

  • Una buena ingesta dietética puede mejorar la función del sistema nervioso, endocrino e inmunitario, lo que impacta directamente en la percepción de los estímulos dolorosos.
  • La pérdida y mantenimiento del peso corporal contribuye a la reducción de la carga de peso sobre las articulaciones, limitando la metainflamación.

Por el contrario, llevar a cabo una mala alimentación, puede generar factores negativos que contribuyen al empeoramiento del dolor crónico. La dieta tiene un gran impacto en la aparición o empeoramiento de enfermedades sistémicas crónicas que pueden ir acompañadas, o generar, dolor crónico, como la diabetes, la depresión o las enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, un déficit nutricional puede producir fatiga y cansancio, generando una falta de movilidad que promueve el sedentarismo y una mala alimentación, dando como resultado un aumento de peso. Por lo tanto, una mala alimentación generaría un círculo vicioso.

Al empeorar la calidad de vida y el dolor crónico, también se producen sentimientos de aislamiento y otras comorbilidades de salud mental, como la depresión o los trastornos del sueño, que como ya contamos, influyen en el dolor crónico.

Complementación del tratamiento contra el dolor crónico con un plan nutricional

Teniendo en cuenta lo señalado, si bien la nutrición no es un tratamiento único para el abordaje del dolor crónico, este es un ámbito muy relevante como coadyuvante de otros tratamientos, como la radiofrecuencia, la neuromodulación o la fisioterapia.

La persona con dolor crónico tratará este con estos tratamientos, pero los complementará con unos buenos hábitos alimenticios que le harán sentirse mejor por dentro y por fuera y que sean más efectivos.

La calidad de vida y el bienestar de la persona afectada es fundamental, y en él juega un papel importante su alimentación, tanto para mejorar los síntomas del dolor como para prevenir que estos empeoren.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, nutricionistas, fisioterapeutas, preparadores físicos y psicólogos, para centrarnos en el dolor de forma concreta desde cada una de las distintas disciplinas y ofrecer tratamientos eficaces. Además, contamos con la última formación y tecnología, y ofrecemos innovadores tratamientos como la Neuromodulación TMS y TDCS.

Ahora ya sabéis todo acerca de la alimentación en relación con el dolor crónico. Si precisáis más información, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés
Últimas entradas de Dra. Carmen De Andrés (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *