TDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa

TDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa: Sobre ella

En un artículo anterior os hablamos de la TMS o Estimulación Magnética Transcraneal, una técnica innovadora para la mejora del dolor crónico y de la calidad de vida de las personas afectadas. Por ello, hoy queremos hablar de otra técnica similar, la TDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa.

En Medicina del Dolor en Valencia somos expertos en neuromodulación en Valencia y ofrecemos esta terapia, por lo que queremos explicaros en qué consiste y cómo puede ser de ayuda en casos de dolor crónico.

¿Qué es la TDCS (Estimulación Transcraneal por Corriente Directa), y cuál es su funcionamiento?

Se trata de una técnica de neuromodulación en la que se aplica una corriente galvánica de baja intensidad a través de unos electrodos colocados en el cuero cabelludo.

Esta corriente produce una modulación de la excitabilidad neuronal y favorece la seudoplasticidad cerebral, generando una reorganización de las conexiones neuronales.

Como en el caso de la TMS, esta técnica estimula los nervios de la corteza prefrontal, modulando la excitabilidad de las zonas que controlan y regulan el dolor.

Cabe destacar, que no es invasiva ni dolorosa, y complementa y potencia otras otras técnicas intervencionistas o la medicación oral.

Aplicaciones y beneficios de la TDCS

Las aplicaciones de la TDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa son las siguientes:

  • Dolor crónico y dolor neuropático crónico.
  • Neuralgia del trigémino.
  • Migraña/Cefaleas.
  • Fibromialgia y Fatiga crónica.
  • Rehabilitación motora tras accidente cerebrovascular.
  • Dolor tras ictus / ACV (accidentes cerebrovasculares)
  • Tratamiento pos-COVID.
  • Parkinson.

Además de actuar ante el dolor y tratar problemas del sistema músculo-esquelético, también se utiliza en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, las adicciones, los trastornos del sueño, así como para mejorar funciones cognitivas.

Consideraciones y posibles efectos secundarios de la TDCS

Esta terapia debe llevarse a cabo por un profesional con formación que conozca la dosis de corriente específica y las sesiones suelen ser de entre 20 y 30 minutos.

Pese a ser totalmente segura, no invasiva y no dolorosa, algunas personas pueden manifestar los siguientes efectos de manera leve y transitoria:

  • Hormigueo.
  • Cefalea.
  • Sensación de quemazón o picor.

Además, se debe consultar con personal sanitario responsable antes del inicio del tratamiento si se halla en alguna de estas situaciones:

  • Personas con desfibrilador, marcapasos o estimulador cerebral.
  • Pacientes con metales implantados.
  • Pacientes con cirugía a nivel del cráneo.
  • Piel dañada o cicatrices recientes.
  • Menores de 14 años y embarazadas.

Terapia de Electroestimulación Transcraneal por Corriente Directa (TDCS) en Medicina del Dolor

En Medicina del Dolor tenemos formación, experiencia y el equipamiento preciso para llevar a cabo tanto la TDCS como la TMS.

Nuestro objetivo es ofrecer todas las soluciones al alcance para que nuestros pacientes puedan mejorar su calidad de vida.

Por ello, además de contar con la última formación y tecnología, el equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, psicólogos y nutricionistas, para centrarnos en el dolor de forma concreta desde cada una de las distintas disciplinas y ofrecer tratamientos eficaces.

Ahora ya sabéis todo acerca de la TDCS o Estimulación Transcraneal por Corriente Directa. Si precisáis más información acerca del dolor crónico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés
Últimas entradas de Dra. Carmen De Andrés (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.