dolor pelvico cronico

Dolor pélvico crónico: Sobre ello

El dolor pélvico puede pasar desapercibido de forma puntual, sin embargo, cuando este se alarga en el tiempo o influye negativamente en la calidad de vida de la persona afectada, podemos hablar de dolor pélvico crónico.

En Medicina del Dolor en Valencia somos expertos en dolor de cadera, por lo que queremos explicaros acerca de este tipo de dolor crónico, sus causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es el dolor pélvico crónico y cuáles son sus causas?

Como su nombre indica, el dolor pélvico crónico es aquel dolor que se ubica en la zona abdominal inferior, entre el ombligo y las caderas y que permanece por más de 6 meses. Puede afectar tanto a mujeres como a hombres y puede deberse a una única causa o ser multifactorial.

En mujeres, las causas pueden dividirse en cíclicas y no cíclicas, para tener en cuenta una posible relación con el ciclo menstrual:

Cíclicas

  • Dismenorrea (dolor menstrual).
  • Ovulación dolorosa (dolor intermenstrual).
  • Estenosis cervical.
  • Endometritis.
  • Endometriosis.
  • Adenomiosis.
  • Fibromas.
  • Síndrome premenstrual.
  • DIU.

No cíclicas

  • Neoplasias del aparato genital o malposición uterina.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Embarazo ectópico, muerte fetal intrauterina u aborto espontáneo.
  • Vulvodinia.
  • Quistes o cáncer de ovario.

En el caso de los hombres, algunas causas de este dolor crónico suele ser la prostatitis, aunque tanto en hombres como en mujeres puede darse por las siguientes causas:

  • Trastornos músculo-esqueléticos.
  • Fibromialgia.
  • Cistitis e infecciones urinarias.
  • Oclusión intestinal, diverticulitis, colitis ulcerosa, cáncer de colon, estreñimiento, síndrome del intestino irritable.
  • Cálculos renales.
  • Apendicitis.
  • Hernias.
  • Adherencias pélvicas, problemas del suelo pélvico.

Síntomas del dolor pélvico crónico

Algunos de los síntomas principales del dolor pélvico crónico son:

  • Dolor inespecífico, constante o intermitente.
  • Dolor durante las relaciones sexuales, durante la micción o con los movimientos intestinales.
  • Dolor al acostarse o al estar mucho tiempo sentado. Problemas para dormir o llevar a cabo las actividades diarias.
  • Presión o pesadez en la zona, calambres punzantes.
  • Sangrado menstrual abundante.
  • Sangrado durante períodos.
  • Ausencia de la menstruación.

Diagnóstico del dolor pélvico crónico

El diagnóstico del dolor pélvico crónico se inicia con la valoración del historial clínico del paciente, seguido por un examen físico para comprobar si existe sensibilidad.

A continuación, el médico podrá solicitar pruebas de laboratorio para determinar si existe una infección, así como pruebas de diagnóstico por imágenes, entre ellas, la radiografía pélvica o la resonancia magnética, para determinar si existen anomalías en las estructuras o tejidos de la zona.

Tratamiento del dolor pélvico crónico

El tratamiento de este tipo de dolor tiene como objetivo reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Dependiendo de la causa subyacente, el tratamiento irá dirigido a esta. En el caso de que la causa sea desconocida, algunos abordajes que se podrán llevar a cabo son los siguientes:

  • Terapia farmacológica con medicamentos como analgésicos, tratamientos hormonales o antibióticos.
  • Fisioterapia.
  • Inyecciones en los puntos gatillos.
  • Cirugía laparoscópica.

El tratamiento menos invasivo, y muy eficaz, es la neuromodulación, que consigue bloquear las vías nerviosas para que las señales de dolor no puedan llegar al cerebro y este se sienta con menor intensidad.

Tratamiento del dolor pélvico crónico en Medicina del Dolor en Valencia

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, psicólogos y nutricionistas, para centrarnos en el dolor de cadera de forma concreta desde cada una de las distintas disciplinas y ofrecer tratamientos eficaces. Además, contamos con la última formación y tecnología, y ofrecemos innovadores tratamientos como la neuromodulación por TMS o TDCS.

Ahora ya sabéis todo acerca del dolor pélvico crónico. Si precisáis más información, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés
Últimas entradas de Dra. Carmen De Andrés (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *