Cómo afecta la crisis del coronavirus en pacientes con dolor crónico Cómo afecta la crisis del coronavirus en pacientes con dolor crónico

Publicado el 24/04/2020 No hay comentarios Dolor Crónico

Nos enfrentamos a uno de los mayores retos globales en las últimas décadas. La pandemia del covid19 representa una gran amenaza para el sistema sanitario, económico y social. Una crisis, sin precedentes, que afecta especialmente a pacientes con patologías previas. Por eso, desde las clínicas en Valencia de Medicina del Dolor, queremos analizar cómo afecta la crisis del coronavirus en pacientes con dolor crónico.

Así han vivido el confinamiento los pacientes con dolor crónico

Los pacientes con dolor crónico han sufrido especialmente durante esta crisis. La situación, según apuntan los científicos, se prolongará durante un tiempo indeterminado. Cabe destacar que un 20% de la población nacional sufre dolor crónico. Nos referimos a aquel dolor que se padece más de 3 meses, como establece la Organización Mundial de la Salud.

El confinamiento al que se ha visto sometido la sociedad ha tenido como objetivo positivo reducir la propagación del virus. Sin embargo, para los pacientes con dolor crónico, especialmente los que tienen una edad avanzada, la limitación de la actividad y el aislamiento social ha afectado de forma muy negativa a su calidad de vida. La salud de los personas se ha visto dañada tanto a nivel físico como mental.

El miedo al contagio ha hecho que muchos pacientes hayan modificado sus rutinas. La mayoría ha preferido permanecer en sus domicilios a contactar a sus médicos especialistas. Esto ha provocado que un alto porcentaje de la sociedad enferma haya estado durante semanas sin revisión de su medicación o tratamiento. Otros pacientes han visto como la asistencia telemática que muchos profesionales sanitarios hemos ofrecido ha servido para garantizar un seguimiento adecuado hasta la recuperación de la normalidad. Una circunstancia posible siempre que no se tratara de una urgencia a tratar.

Pero la crisis del coronavirus ha provocado también debate y temor ante el consumo de determinados tratamientos analgésicos. Este hecho, con amplia cobertura mediática, generó una gran preocupación por parte de miles de pacientes. Sin embargo, no ha habido evidencias científicas al respecto hasta el momento. Lo aconsejable es que los pacientes no detengan ni modifiquen sus tratamientos salvo prescripción médica.

Un periodo estresante para los pacientes con dolor crónico

Sin duda, ha sido una situación estresante para toda la sociedad que agravó la situación de muchos pacientes con dolor crónico. Algunos casos, y debido al escenario de estrés social, han incrementado notablemente su sintomatología.

La parte psicológica ha tenido un gran peso en el desarrollo de los pacientes con dolor crónico durante la crisis. El contacto con amigos y familiares, el apoyo de sus psicológicos y médicos, así como el desarrollo de diferentes actividades en el hogar, ha hecho que muchas personas hayan podido permanecer estables en una situación compleja.

La fase de aislamiento extremo ha pasado. Así, si la crisis sanitaria se mantiene bajo control, los pacientes con dolor crónico podrán recuperar cierta normalidad. Una nueva realidad en la que habrán de respetarse todas las medidas relativas a higiene y distanciamiento social. Sin embargo, salir a pasear, recuperar los ejercicios dirigidos, desarrollar una vida social más activa y, por supuesto, sentirse nuevamente cerca de sus clínicas, logrará que puedan recuperar su bienestar.

Desde nuestras clínicas en Valencia queremos trasladar nuestra entera disponibilidad para atender a nuestros pacientes con dolor crónico. Siempre cerca para ayudarles a recuperar su calidad de vida en este momento tan delicado.

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información.

Aceptar y continuar