rotura del ligamento cruzado anterior

Rotura de ligamento cruzado anterior: Todo sobre esta lesión

La rotura del ligamento cruzado anterior es una lesión generalmente grave y muy común, con una incidencia de hasta 3000 casos al año. Es especialmente frecuente en deportistas.

Desde Medicina del Dolor en Valencia os contamos en qué consiste la rotura del ligamento cruzado anterior, cuáles son sus causas, síntomas y efectos, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es el ligamento cruzado anterior (LCA)?

El ligamento cruzado anterior o LCA es un ligamento pequeño, poco elástico y frágil que se encuentra de forma cruzada en la parte interna de la rodilla.

Sin embargo, se trata de un ligamento muy funcional. Su objetivo es el de aportar estabilidad a la rodilla, limitando su hiperextensión y rotación.

¿Cómo se produce la rotura del ligamento cruzado anterior?

Esta lesión ligamentosa puede producirse cuando se da un cambio brusco de la dirección de la rodilla, una fuerte desaceleración, un traumatismo o contusión directa o se apoya mal el pie en el suelo.

Síntomas

Los síntomas principales de una rotura del LCA son los siguientes:

  • Oír y sentir un chasquido.
  • Sentir un intenso dolor en la zona.
  • Presentar dificultad para apoyar la pierna y para desplazarse. Inestabilidad.
  • Aparición de sangrado interno o hematoma.

Diagnóstico y tratamiento de la rotura del ligamento cruzado anterior

Además de valorar la sintomatología referida, el profesional médico llevará a cabo una exploración física que puede completarse con pruebas de estabilidad.

Si existe sospecha de esta lesión, también se requerirá llevar a cabo una resonancia magnética para confirmarla.

En lo referente al tratamiento, se considera que la cirugía es la única forma de tratar esta lesión para reconstruirlo o realizar un injerto. Se recomienda que esta se lleve a cabo mediante una artroscopia y que antes se haya hecho reposo y crioterapia para reducir la hinchazón.

Sin embargo, existen formas más conservadoras e innovadoras que se pueden tener en cuenta, como las terapias regenerativas. Un ejemplo es Orthokine, una terapia que consiste en la administración de plasma rico en factores de crecimiento.

Rehabilitación de la rotura del LCA

La rehabilitación de esta lesión suele ser larga, pudiendo ser hasta de 10 meses.

Tanto antes como después de la intervención o la terapia regenerativa, es fundamental que el paciente lleve a cabo ejercicios guiados y fisioterapia para fortalecer la musculatura y evitar la atrofia muscular.

También se deberán hacer ejercicios de flexibilización y reeducación de la marcha. El tratamiento podrá complementarse con masajes, vendajes neuromusculares, ozonoterapia etc.

Es importante que el tratamiento se complete de forma correcta para evitar problemas crónicos y un mayor riesgo de alteraciones degenerativas como la artrosis de rodilla.

¿Cómo prevenir esta lesión?

Para prevenir una rotura del ligamento cruzado anterior se debe tener cuidado con posibles factores indirectos. Además, entrenar de forma progresiva, con descansos entre entrenamientos, y con calentamiento y estiramientos.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, nutricionistas y psicólogos. Con ello conseguimos centrarnos en los problemas y el dolor de rodilla de manera concreta, pero de una manera multidisciplinar. De esta manera, podemos ofrecer tratamientos eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca de la rotura del ligamento cruzado anterior y cómo abordarla. Si precisáis más información acerca de problemas relacionados con la rodilla, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.