ejercicios de abducción y aducción de hombro

Ejercicios de abducción y aducción de hombro: ¿Por qué puede doler?

El hombro es una de las articulaciones que más utilizamos en nuestro día a día, debido a todas las actividades o acciones que precisan de la movilidad de los brazos. Es por esto que pueden sufrir lesiones o afecciones que produzcan dolor y falta de movilidad. Un ejemplo son el dolor y la dificultad al realizar ejercicios de abducción y aducción de hombro.

Desde Medicina del Dolor en Valencia os contamos cuáles son exactamente estos movimientos, por qué puede doler el hombro en estos casos y cómo podemos actuar.

¿En qué consisten los ejercicios de abducción y aducción de hombro?

El hombro es una articulación con un amplio rango de movilidad gracias a que está compuesta por más de cuatro articulaciones, entre las que destacan la gleno-humeral (la parte que une la cabeza del húmero con la escápula) y la escapulotorácica (entre la escápula y las costillas superiores).

La abducción y la aducción de hombros son dos de los movimientos que este conjunto de articulaciones puede llevar a cabo.

La abducción consiste en elevar los brazos a cada lado del cuerpo, formando una cruz.

La aducción puede ser simple u horizontal (o cruzada). La aducción simple consiste en elevar los brazos hacia adelante, formando un ángulo de 90º con el tronco.

La aducción cruzada consiste, iniciando en la misma postura que en la simple, cruzar el brazo hacia el lado contrario.

¿Por qué puede doler el hombro al realizarlos?

La complejidad de la articulación del hombro hace que también sea fácil que cualquiera de sus elementos falle y pueda dañarse. La unión de sus cuatro músculos y tendones se llama manguito rotador, y si se daña se genera tendinitis o bursitis.

Esto produce hinchazón, dolor y dificultad o molestias al levantar los brazos o moverlos en distintas posiciones, como por ejemplo, las de abducción y aducción. También se puede manifestar dolor irradiado hacia el cuello o el brazo.

Otras cuestiones que pueden producir una limitación en el rango de movilidad del hombro, así como dolor son las siguientes:

  • Artritis.
  • Artrosis.
  • Espolones óseos.
  • Hombro congelado.
  • Sobrecargas musculares.
  • Lesiones tendinosas.
  • Desgarros en los tendones del manguito rotador.
  • Fracturas de los huesos de esta articulación.
  • Movimientos repetitivos o malas posturas.
  • Cirugías.

Debido a estas causas, el dolor de hombro es muy común, ya que muchas personas al envejecer tienen problemas como la artritis, así como trabajos de sobreesfuerzo o repetición.

¿Cómo se puede tratar el dolor de hombro?

La cirugía en el dolor y falta de movilidad del hombro ofrece soluciones muy limitadas. Sin embargo, existen múltiples tratamientos menos invasivos con muy buenos resultados, tales como:

  • Administración de anestésicos locales, corticosteroides, proloterapia, ácido hialurónico, antiinflamatorios, analgésicos o colágeno en el área afectada mediante infiltraciones.
  • Radiofrecuencia pulsada en ciertos nervios que recogen el dolor de hombro.
  • Ozonoterapia, terapia que hace uso de ozono médico para mejorar la función de los tejidos afectados.
  • Terapia regenerativa, como Orthokine, que utiliza plasma rico en factores de crecimiento para inducir al propio cuerpo a su autocuración, mejorando y acelerando así la recuperación tras lesiones tendinosas, musculares o cirugías.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, preparadores físicos, fisioterapeutas, nutricionistas y psicólogos, para centrarnos en las causas del dolor de forma concreta desde cada una de nuestras disciplinas. Así, podemos ofrecer tratamientos eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca de los ejercicios de abducción y aducción de hombro. Si precisáis más información acerca del dolor crónico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.