dolor de cuello

Dolor de cuello: ¿Por qué puede producirse y cómo actuar?

El cuello es una estructura fuerte, pero flexible que conecta nuestra cabeza, o cráneo, con nuestro torso, permite que movamos la cabeza y protege parte del sistema digestivo y respiratorio superior. Sin embargo, varios factores pueden hacer que el cuello se dañe y padezcamos dolor de cuello.

Si lo padecéis o queréis saber sobre ello y cómo prevenirlo, desde Medicina del Dolor en Valencia os explicamos sus causas, síntomas, tratamiento y prevención.

¿Qué es el dolor de cuello y cuáles son sus posibles causas?

El dolor de cuello es un problema de salud muy frecuente. Esta zona puede ser vulnerable a distintos trastornos y lesiones tales como:

  • Articulaciones debilitadas por el envejecimiento, como por ejemplo a causa de la artrosis, que genera que el cartílago de las vértebras se desgaste y se produzcan osteofitos (protuberancias óseas que pueden limitar el movimiento y causar dolor).
  • Pinzamiento nervioso a causa de una hernia de disco u osteofitos en las vértebras del cuello.
  • Tensiones musculares a causa de sobrecargas o malas posturas.
  • Lesiones provocadas, por ejemplo, por accidentes de tráfico.
  • Enfermedades como la meningitis o el cáncer.

¿Cuáles son los síntomas del dolor de cuello?

Los síntomas principales del dolor de cuello son los siguientes:

  • Rigidez o espasmos en los músculos de la zona.
  • Dolor de cabeza.
  • Limitación de la movilidad de la cabeza.
  • Dolor que empeora en situaciones en que la cabeza y el cuello deben estar durante un tiempo en la misma postura.

Generalmente el dolor de cuello desaparece gradualmente, sin embargo si el dolor persiste, es muy intenso o va acompañado de entumecimiento, debilidad u hormigueo en las extremidades es fundamental recibir atención médica.

Diagnóstico y tratamiento

Para determinar el origen del dolor de cuello es diagnóstico se llevará a cabo mediante una valoración del historial clínico, la sintomatología referida y un examen físico. En la exploración física se valorará si existe entumecimiento o debilidad y el grado de movilidad y sensibilidad.

El diagnóstico se podrá complementar con pruebas de diagnóstico por imágenes como radiografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas para determinar mejor el origen del dolor de cuello.

En el caso de que se sospeche de un pinzamiento de un nervio, se llevará a cabo una electromiografía, mientras que si se sospechan trastornos inflamatorios o infecciosos se podrá realizar una analítica sanguínea.

En lo referente al tratamiento, el dolor de cuello puede desaparecer por sí mismo, sin embargo, si es intenso o persistente el tratamiento podrá consistir en:

  • Toma de analgésicos.
  • Fisioterapia para fortalecer el cuello y corregir la postura mediante diversas técnicas, como poleoterapia, crioterapia, estiramientos, masajes etc.
  • Aplicación de calor.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea.
  • Inmovilización de corta duración.
  • Inyecciones de anestésicos o corticosteroides.
  • Técnicas mínimamente intervencionistas para el tratamiento del dolor cervical (infiltraciones guiadas por ecografía o rayos X, radiofrecuencia)
  • En casos graves, cirugía.

Prevención del dolor de cuello

En la prevención del dolor de cuello es fundamental llevar a cabo buenos hábitos diarios.

Por ello, es importante cuidar la postura y en el caso de deber estar sentado mucho tiempo ir realizando descansos en los que se hagan estiramientos del cuello.

También es importante ajustar la silla, escritorio y el ordenador y evitar hábitos como sostener el móvil entre la oreja y el hombro y cargar bolsas pesadas del hombro.

Evitar el tabaco, mantener una buena alimentación y un descanso reparador también será beneficioso para la salud del cuello.

Medicina del Dolor en Valencia está formado por un equipo pluridisciplinar compuesto por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, nutricionistas y psicólogos. Gracias a ello podemos centrarnos en los distintos tipos de dolor de forma concreta desde cada una de nuestras disciplinas, y así ofrecer tratamientos integrales y eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca del dolor de cuello. Si precisáis más información acerca de este tipo de dolor o cualquier otro, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *