estres laboral

Estrés laboral y dolor crónico: ¿Cómo abordarlo?

El estrés laboral es un problema cada vez más común en nuestra sociedad. Esto, sin embargo se enfatiza en momentos como el actual, en que volvemos a nuestros puestos de trabajo tras las vacaciones, con mucho por hacer. Las demandas del trabajo, las largas horas, los plazos ajustados y la presión constante pueden tener un impacto significativo en nuestra salud física y mental. En este sentido, uno de los efectos más preocupantes del estrés laboral es su relación con el dolor crónico.

En Medicina del Dolor en Valencia somos expertos en dolor crónico y hoy queremos explicaros acerca de ello y cómo abordarlo.

Relación entre estrés laboral y dolor crónico

El estrés laboral puede desencadenar o empeorar el dolor crónico existente, y viceversa, el dolor crónico puede aumentar los niveles de estrés laboral.

Esta conexión puede explicarse a través de diversos mecanismos fisiológicos. El estrés crónico activa la respuesta del sistema nervioso autónomo, que puede aumentar la sensibilidad al dolor y provocar una mayor percepción del mismo.

Además, el estrés prolongado también puede desencadenar inflamación en el cuerpo, lo que a su vez puede contribuir al desarrollo o empeoramiento del dolor crónico.

Tratamientos para abordar el estrés y el dolor crónico asociado

Para abordar esta relación entre el estrés laboral y el dolor crónico, la medicina del dolor juega un papel fundamental. La medicina del dolor se especializa en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del dolor, y ofrece opciones terapéuticas para aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Uno de los enfoques del dolor crónico relacionado con el estrés laboral es la terapia cognitivo-conductual (TCC). La TCC se centra en identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos negativos que contribuyen al estrés y al dolor crónico. A través de técnicas como la relajación, la visualización y la reestructuración cognitiva, los pacientes aprenden a manejar el estrés de manera más efectiva y a reducir el impacto del dolor crónico en su vida diaria.

Además de la terapia cognitivo-conductual, existen otros enfoques, como la fisioterapia,  que se centra en mejorar la función física y reducir la percepción del dolor, proporcionando a los pacientes herramientas adicionales para enfrentar el estrés laboral y prevenir el dolor crónico.

Asimismo, dependiendo del dolor y su ubicación, existen otros tratamientos que pueden ser beneficiosos tales como:

  • Infiltraciones: Implican la inyección de anestésicos locales o corticoides en los nervios específicos responsables de la comunicación de los estímulos dolorosos. Estas inyecciones pueden proporcionar alivio al reducir la inflamación y el dolor asociado a ciertos problemas.
  • Neuromodulación: Se trata de un enfoque terapéutico que utiliza la estimulación eléctrica del sistema nervioso central para modular las señales nerviosas. Al modular la actividad eléctrica en las áreas específicas del sistema nervioso, influye en la percepción del dolor.

Prevención del estrés laboral y el dolor crónico asociado

Además del tratamiento, es fundamental tomar medidas preventivas para reducir el estrés laboral y prevenir o reducir la aparición del dolor crónico (en el caso de que este ya se manifestase). Algunas estrategias incluyen establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal, practicar actividades de autocuidado, como ejercicio regular, alimentación saludable y suficiente descanso, y buscar apoyo emocional a través de familiares, amigos o incluso servicios de asesoramiento o terapia.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, psicólogos y nutricionistas, para centrarnos en el dolor crónico de forma concreta desde cada una de las distintas disciplinas y ofrecer tratamientos eficaces. Además, contamos con la última formación y tecnología, y ofrecemos innovadoras opciones de tratamiento, como las infiltraciones o la neuromodulación.

Si precisáis más información, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *