estenosis cervical

Estenosis cervical: Sobre este problema

La estenosis cervical es una condición médica que afecta la columna vertebral en el cuello, específicamente en la región de las vértebras cervicales. En esta afección, el canal espinal en esta área se estrecha, lo que puede ejercer presión sobre la médula espinal y los nervios cercanos, provocando una variedad de síntomas que pueden afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen. Desde Medicina del Dolor, expertos en cervicalgia en Valencia, os contamos todo sobre esta condición y su abordaje.

Causas y factores de riesgo de la estenosis cervical

Existen varias causas posibles para su aparición, siendo una de las más comunes el proceso natural de envejecimiento. Con el paso del tiempo, los tejidos de la columna vertebral, como los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias, pueden degenerarse, lo que conduce al estrechamiento del canal espinal. Además del envejecimiento, otras causas pueden incluir lesiones traumáticas en el cuello, anomalías congénitas de la columna vertebral, como la espondilolistesis, y enfermedades como la artritis.

Los factores de riesgo incluyen la edad avanzada, antecedentes familiares de este problema, lesiones previas en el cuello y ciertas actividades que implican movimientos repetitivos del cuello, como ciertos deportes o trabajos.

Síntomas y efectos de la estenosis cervical

Los síntomas pueden variar en gravedad y pueden incluir dolor en el cuello que puede irradiarse hacia los brazos o manos, debilidad en los brazos, entumecimiento u hormigueo en las manos y dificultad para caminar o coordinar movimientos finos. Estos síntomas pueden interferir con actividades cotidianas como caminar, trabajar o dormir, lo que impacta significativamente en la calidad de vida del individuo afectado.

Tratamientos desde la Medicina del Dolor para la estenosis cervical

El tratamiento generalmente comienza con enfoques conservadores, como la fisioterapia y el ejercicio dirigido. La fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos del cuello y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral, lo que puede reducir la presión sobre los nervios. Los ejercicios específicos pueden ayudar a mejorar la postura y aliviar el dolor.

Otro enfoque común es en primer lugar radiofrecuencia (en el caso de afectación de las articulaciones facetarias) seguido, en el caso de ser preciso de infiltraciones epidurales de corticoides en la región afectada para reducir la inflamación y aliviar el dolor. Estas infiltraciones pueden proporcionar alivio temporal de los síntomas, aunque su efectividad puede variar según el paciente.

En casos graves o cuando los tratamientos conservadores no proporcionan alivio adecuado, la cirugía puede ser necesaria.

Prevención de la estenosis cervical

Si bien algunos factores de riesgo, como la edad y la genética, no se pueden modificar, hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de desarrollarla. Mantener una postura adecuada, evitar actividades que puedan provocar lesiones en el cuello y mantener un peso saludable pueden ayudar a prevenir el desarrollo o la progresión de esta condición.

En conclusión, la estenosis cervical es una condición que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, es posible gestionar los síntomas y mejorar la funcionalidad del cuello y la columna vertebral. Es importante consultar a un médico si se experimentan síntomas para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento personalizado.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, psicólogos y nutricionistas, para centrarnos en la cervicalgia de forma concreta desde cada una de las distintas disciplinas y ofrecer tratamientos eficaces. Además, contamos con la última formación y tecnología, y ofrecemos un amplio abanico de tratamientos, como los mencionados.

Si precisáis más información acerca del dolor crónico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *