Una bomba intratecal es un dispositivo especial que administra cantidades concentradas de medicamento(s) en la zona de la médula espinal, mediante un pequeño catéter (tubo).

1_031_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_ESTIMULACION_01

Avance definitivo en tratamiento del dolor

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_02032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_03

Criterios

  1. No haber respondido a tratamientos previos.
  2. Administración de opiáceos potentes en dosis crecientes, oral, transcutánea, transmucosa, parenteral.
  3. Alivio eficaz del dolor, pero con efectos secundatios inaceptables a pesar del tratamiento sintomático.
  4. Necesidad de disminuir los requerimientos analgésicos totales.
  5. No están indicadas las técnicas neurolesivas o han tenido un resultado negativo.
  6. Dolor generalizado rebelde e intenso, nociceptivo, somático, visceral, neuropático.

Dependientes del paciente

  • Haber superado una evaluación clínica.
    • Expectativa de vida superior a 2-3 meses.
    • Estado clínico.
    • Sin contraindicación a la técnica espinal.
    • Permeabilidad LCR.
  • Buena efectividad, sin defectos secundarios tras la sosis test espinal.

Dependientes características del dolor

  • Dolor difícil 10-20% pacientes, no responden al tratamiento 3 escalones WHO ya los opioides sistémicos 4º escalón WHO.
  • Dolor difuso somático y/o visceral de origen nociceptivo y/o neuropático.
  • Dolor poco sensible a opioides:
    • G-1. Buena respuesta a los opioides:
      • Visceral y somático.
    • G-2. Parcialmente sensible a los opioides:
      • Óseo.
      • Compresión nervios periféricos.
    • G-3. Escasamente sensible a opioides:
      • Contractura musculatura estriada.
      • Infiltración – destrucción nervios periféricos.

Medicamentos

Conferencia Consenso Polianalgesia 2007

  1. Morfina o Ziconotide .
  2. Fentanilo o Morfina- Ziconotide  o Morfina- Bupivacaína /Clonidina
  3. Clonidina o Morfina – Bupivacaína / Clonidina – Ziconotoide.
  4. Sufentanil o Sufentanil – Bupivacaína /Clonidina + Ziconotide

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_04 032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_05

 

Técnica de implante

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_02032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_03

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_11032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_09

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_08032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_10032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_12032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_13

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_14032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_15

032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_16032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_17032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_18032_IMPLANTE_DE_SISTEMAS_DE_INFUSION_ESPINAL_19

Preguntas Frecuentes

Actualmente, en medicina del dolor la bomba intratecal se ofrece a pacientes que reúnen las siguientes condiciones: Dolor crónico y grave, que no responde a otras modalidades de tratamiento, como:

  1. Síndrome de dolor severo después de la cirugía de columna lumbar.
  2. Dolor en el paciente con cáncer.
  3. Distrofia simpática refleja.
  4. Transtornos espásticos como la esclerosis múltiple, y lesiones medulares asociadas con espasmos musculares.

La bomba de infusión administra cantidades concentradas de medicamento en la zona de la médula espinal, donde están los receptores específicos para el control de la señal del dolor, reduciendo o eliminando así la necesidad de tomar medicamentos por vía oral. La bomba administra medicación durante todo el día, con lo que se evitan o se minimizan los brotes de dolor y/o demás síntomas.

Se realiza en dos fases. En la primera fase, se realizan hasta 3 inyecciones para asegurar le eficacia del tratamiento y para evaluar posible efectos secundarios. Si en esta fase se logra aliviar los síntomas, entonces en la segunda fase se implanta el dispositivo permanente bajo la piel. Antes de implantar la bomba, los pacientes deberán satisfacer una serie de criterios de selección.

La mayoría de los pacientes también reciben analgesia y sedación por vía intravenosa, para ayudarles a tolerar mejor el procedimiento, pudiéndose realizar anestesia general. El procedimiento conlleva la inserción de una aguja a través de la piel y de tejidos más profundos, por lo que resultará incómodo hasta cierto punto. No obstante, se anestesia la piel y los tejidos más profundos con un anestésico local, utilizando una aguja muy fina, antes de introducir la aguja.

La colocación del catéter (tubo) se realiza bajo anestesia local y con una ligera sedación del paciente. La cantidad de sedación depende generalmente de la tolerancia de cada paciente individual.

Para la colocación de la bomba, se emplea una sedación intravenosa más potente y analgesia. Se puede utilizar anestesia General.

El procedimiento se realiza con el paciente colocado sobre un lado o costado (decúbito lateral). Se vigila el electrocardiograma, la presión arterial mediante un manguito, y la oxigenación de la sangre. Se limpia la piel con una solución antiséptica, y a continuación se realiza el procedimiento. Se emplea control radiológico para guiar la aguja en la inserción del catéter.

El catéter se inserta en la línea media de la parte baja de la espalda. A continuación, se coloca la bomba sobre la parte anterior del abdomen en una posición lateral a la línea media.

Si el procedimiento resulta un éxito, el dolor puede quedar controlado o ser de bastante menor intensidad. La bomba se ajusta electrónicamente, para administrar la cantidad adecuada de medicación.

Normalmente, el procedimiento se realiza en un solo día y los pacientes quedan en observación y para ajustes de la bomba, hasta el día siguiente.

La medicación contenida en el interior de la bomba dura, dependiendo de la concentración y la cantidad infundida. A continuación se vuelve a llenar con una pequeñísima aguja que se inserta en la cámara de la bomba. Esto se hace en la consulta o en el domicilio del paciente, y tarda solo unos minutos. La secuencia habitual es cada 3 meses.

Las pilas de la bomba pueden durar alrededor de 5 años, dependiendo de la intensidad de uso. Las pilas no se pueden cambiar o recargar. Lo que se hace es reemplazar la bomba cuando las pilas se agotan.

Para predecir si el procedimiento será de utilidad o no en un paciente dado, es por lo que se realiza la prueba preliminar para saber si el dispositivo permanente (bomba) será eficaz para aliviar el dolor, o no.

Por lo general, el procedimiento resulta seguro. No obstante, todo procedimiento tiene sus riesgos, efectos secundarios y posibles complicaciones. Podrá comentar sus preocupaciones con su médico.

Los pacientes que son alérgicos a cualquiera de los medicamentos que se inyectan, o que padecen una infección activa, no deberán someterse a este procedimiento. Los pacientes en tratamiento que reciben fármacos antiplaquetarios o anticoagulantes (por ejemplo Sintrom®, Plavix®), deben ser preparados específicamente.

Antes de implantar la bomba, los pacientes también deberán satisfacer una serie de criterios de selección adicionales en relación al perfil psicológico.

Podrá obtener información más detallada del fabricante de los dispositivos.

  • Medtronic Ibérica . http://www.medtronic.es
  • Codman, Johnson and Johnson. http://www.codman.com/drug.asp

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar