hombro congelado

Hombro congelado: ¿En qué consiste y cómo actuar?

Realizamos muchos movimientos con los brazos a lo largo de nuestro día a día que implican a los hombros. Además, en verano, podemos realizar ciertas actividades físicas o la carga de peso de las maletas, por ejemplo. Esto puede comportarnos dolor y problemas como el hombro congelado.

Desde Medicina del Dolor en Valencia, os contamos qué es el hombro congelado, cuáles son sus causas y síntomas, cómo se diagnostica y trata y cómo podemos prevenirlo.

¿Qué es el hombro congelado?

El hombro congelado, llamado también capsulitis adhesiva del hombro es una lesión que consiste en la aparición de fibrosis, un desarrollo excesivo del tejido conectivo, concretamente en la cápsula de la articulación del hombro.

Este proceso se desarrolla en tres fases, la inicial o inflamatoria (que genera dolor), la intermedia o de rigidez y la de resolución o deshielo.

Se trata de un problema muy común, ya que al año un 40% de la población padece dolor de hombro, y de ese 40%, un 5% tiene hombro congelado.

Este padecimiento afecta más a mujeres que a hombres (70% de mujeres) y entre los 40 y los 60 años.

¿Cuáles son sus síntomas?

Como su nombre indica, el hombro congelado cursa con rigidez, reducción de la movilidad de la articulación y dolor, soliendo ser éste el primer síntoma.

¿Cuáles son sus posibles causas?

Las causas del hombro congelado son múltiples, y pueden ser del propio hombro, de enfermedades locales que puedan afectar al hombro, o sistémicas.

Las enfermedades o lesiones propias del hombro que pueden producir capsulitis adhesiva son:

  • Traumatismos y/o cirugías.
  • Calcificaciones.
  • Patologías de los bíceps.
  • Tendinitis del manguito rotador.

Las enfermedades locales que pueden causarlo son:

  • Cáncer de mama o de la pared torácica.
  • Radiculopatía cervical.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Fracturas de la clavícula o del húmero.

Otras causas pueden ser tener antecedentes familiares, diabetes, Párkinson o hipotiroidismo.

Diagnóstico y tratamiento del hombro congelado

La capsulitis adhesiva suele diagnosticarse mediante una exploración física y una valoración del historial médico y de la sintomatología referida por el paciente.

Asimismo, se puede complementar el diagnóstico con pruebas de diagnóstico por imagen como la ecografía o la resonancia magnética.

En lo referente al tratamiento, esta afección puede tratarse mediante la administración de medicación analgésica y antiinflamatoria para controlar el dolor, así como mediante infiltraciones y terapia física.

Mientras que las infiltraciones ofrecen un significativo alivio de los síntomas, realizándose ejercicios de abducción, rotaciones y flexiones del hombro se consigue estirar la cápsula articular y bajar la inflamación y reducir las adherencias.

¿Cómo podemos prevenir el hombro congelado?

Aunque no es posible prevenir del todo la aparición de la capsulitis adhesiva, sí es posible reducir el riesgo de sufrirla.

Para ello, es importante no realizar movimientos repetitivos del hombro y de deber hacerse, calentar y estirar previamente la articulación.

También es importante, en el caso de padecer alguna de las enfermedades mencionadas como posibles factores de riesgo, que estas se controlen de forma adecuada para evitar complicaciones derivadas.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, psicólogos, y nutricionistas, para centrarnos en el dolor de hombro de forma concreta desde cada una de nuestras disciplinas. Así, ofrecemos tratamientos integrales y eficaces a nuestros pacientes dependiendo de su origen.

Ahora ya sabéis todo acerca del hombro congelado. Si precisáis más información acerca del dolor crónico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis enponeros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *