dolor tras operación de espalda

Dolor tras operación de espalda: ¿Qué hacer en estos casos?

Una operación de espalda puede ser necesaria por múltiples causas. Hoy, desde Medicina del Dolor en Valencia, os explicamos cuándo se recomienda operar, cómo es el tiempo de recuperación, por qué puede producirse el dolor tras operación de espalda y qué se puede hacer sobrellevar el postoperatorio y reducir el dolor.

¿En qué casos se recomienda llevar a cabo una operación de espalda?

Los dolores de espalda son muy frecuentes debido a que pueden producirse por factores como el envejecimiento, accidentes, sobreesfuerzos o malas posturas.

Normalmente los dolores de espalda desaparecen solos o con tratamientos conservadores y poco invasivos. La cirugía de espalda se recomienda cuando hay que corregir anomalías estructurales o los tratamientos conservadores no han funcionado y el dolor es incapacitante.

La operación de espalda puede precisarse para descomprimir nervios, movilizar o fijar estructuras o sustituirlas.

Es frecuente en casos de problemas de discos o de crecimiento óseo excesivo, debido a la artrosis.

¿Cuánto tiempo de recuperación es preciso? ¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la operación de espalda, el paciente deberá quedar en observación un par de días.

Más allá de mantener limpia la herida, la recuperación y los cuidados postoperatorios dependerán del tipo de intervención realizada.

En casos de disectomía, en que se elimina la parte herniada del disco, el paciente podrá sentir dolor y debilidad, aunque la recuperación debería ser rápida.

En la cirugía de fusión, que une varias piezas óseas y aporta estabilidad, la recuperación del paciente será más complicada, al tener que permanecer en reposo y sin recuperar la actividad por tres o cuatro meses. La cicatrización del hueso puede tardar más de un año en producirse.

En todos los casos, es importante que el paciente cuente con la ayuda de otras personas para poder retomar sus actividades y a que mantenga buenos hábitos posturales.

¿Por qué se puede producir dolor tras una operación de espalda?

La cirugía de espalda está recomendada en muy pocos casos (en un 1% de los casos de todas las afecciones de espalda). Estas operaciones entrañan riesgos y pueden producirse complicaciones y molestias, como el dolor.

El dolor tras una operación de espalda puede producirse debido a la propia intervención, por complicaciones o por causas ajenas a ella.

La cirugía supone por sí misma una agresión, puesto que se deben cortar y coser tejidos. En este sentido se puede sentir dolor alrededor de la herida quirúrgica, alteraciones de la sensibilidad (como hormigueos) o pérdida de reflejos.

En algunos casos, el dolor puede aparecer justo después de que se pase el efecto de la anestesia y la localización y características del dolor son idénticas a las de antes de la operación.

El dolor tras una operación, debido a complicaciones, puede deberse a causas como pueden ser la inestabilidad vertebral, rechazo al material implantado (como discos artificiales), la pérdida muscular, la fibrosis postquirúrgica o la espondilodiscitis (proceso inflamatorio de los discos intervertebrales).

Tras una operación de espalda, el dolor inicial puede desaparecer al realizarse la operación correctamente, pero esto no quiere decir que no pueda volver a producirse o que aparezcan dolores en otras partes de la columna. Por ello, también puede aparecer dolor sin relación con la intervención.

¿Cómo podemos reducir el dolor tras una operación de espalda?

Si aparece dolor tras una operación de espalda es importante acudir a una Unidad del Dolor para conocer el origen de éste y actuar en consecuencia. El profesional médico valorará el historial clínico y realizará una detallada exploración física. También podrá valorar realizar pruebas complementarias.

En muchos casos el dolor se podrá tratar con ejercicio, medicamentos y tratamientos no quirúrgicos.

En Medicina del Dolor en Valencia contamos con un equipo multidisciplinar compuesto por médicos, psicólogos, fisioterapeutas, preparadores físicos, y nutricionistas y múltiples tratamientos para tratar el dolor sin tener que derivar al paciente a un tratamiento invasivo.

Ahora ya sabéis qué hacer si padecéis dolor tras una operación de espalda. Si precisáis de más información o queréis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *