dolor de espalda crónico en vacaciones

Dolor de espalda crónico en vacaciones: Cómo disfrutar y no empeorarlo

Con la llegada del verano, podemos tener mayor tiempo de ocio y relax y dejamos de hacer algunos hábitos diarios, como trabajar, acudir a clases o a actividades deportivas, por lo que nuestro cuerpo puede también descansar y no dañarse tanto. Sin embargo, durante las vacaciones cambiamos las mencionadas acciones, por otras, que pueden ser perjudiciales y producir dolor de espalda o empeorar nuestro dolor de espalda crónico. Desde Medicina del Dolor en Valencia os explicamos qué factores pueden hacer que nuestro dolor de espalda crónico en vacaciones empeore y cómo podemos actuar para disfrutar al máximo de ellas sin dolor.

¿Qué factores pueden empeorar nuestro dolor de espalda crónico en vacaciones?

Tal y como hemos avanzado, en verano realizamos cambios de hábitos debido a que el tiempo mejora y tenemos más tiempo libre gracias a las vacaciones. Por ello, mientras que para algunos ámbitos de nuestra salud esto puede ser bueno (por ejemplo, nuestros niveles de estrés pueden reducirse), también puede comportar problemas, por ejemplo a nivel musculoesquelético.

En esta época, si decidimos salir de vacaciones fuera, es común que hagamos las maletas y que las debamos cargar continuamente. Estas maletas, si pesan mucho y las cargamos de forma incorrecta no solo pueden hacer que padezcamos nuevas lesiones en la espalda, sino que si sufrimos dolor de espalda crónico este empeore.

En verano, también debido a que se tienen vacaciones, es frecuente que debamos permanecer sentados en el asiento del coche o del avión por largas horas, lo que puede hacer que también suframos molestias en la espalda.

En esta época, si salimos de nuestro entorno puede ser que durmamos en otras camas a las que no estamos acostumbrados, o que estemos mucho tiempo tumbados en hamacas o similares. Además, en el caso de que se den altas temperaturas por las noches, es frecuente que cambiemos continuamente de postura, y esta no sea siempre la más adecuada.

Finalmente, en verano también realizamos actividades lúdicas como nadar, jugar al vóley etc., que si no se realizan con una buena técnica pueden comportarnos lesiones o empeorar nuestro ya dolor de espalda crónico.

¿Cómo podemos actuar en caso de padecer dolor de espalda crónico en vacaciones?

Las vacaciones son un momento para disfrutar y descansar, por lo que nada debería interponerse en ello.

Antes de salir de vacaciones, es recomendable acudir a un profesional de la medicina del dolor para que nos pueda ayudar a mantener buenos hábitos, y realizar una revisión.

El equipo de Medicina del Dolor en Valencia está formado por médicos, preparadores físicos, nutricionistas, psicólogos, y fisioterapeutas, para centrarnos en el dolor de espalda de forma concreta desde cada una de nuestras disciplinas, y así ofrecer tratamientos completos y eficaces a nuestros pacientes.

Asimismo, es importante que se tengan en cuenta los factores que pueden comprometer nuestra espalda, y que actuemos para evitarlos, por ejemplo, evitando cargar pesos, haciendo descansos cuando conduzcamos, que durmamos siguiendo buenas posturas y que calentéemos y estiremos bien antes de hacer cualquier actividad física, y siempre con precaución.

Ahora ya sabéis acerca de por qué puede aparecer o cómo puede empeorar el dolor de espalda crónico en vacaciones. Si precisáis más información acerca del dolor crónico, o deseáis consultarnos vuestro caso, no dudéis en poneros en contacto con nosotros sin compromiso.

Dra. Carmen De Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *