Aprender a vivir con dolor: terapias psicológicas Aprender a vivir con dolor: terapias psicológicas

Publicado el 2/10/2020 No hay comentarios Dolor Crónico

Frustración, estrés, ansiedad, depresión… ¿Le resulta familiar? Padecer dolor crónico es complicado a nivel físico y emocional. En España más de 8 millones de personas lo sufren y se enfrentan al reto personal de aprender a vivir con dolor. No es fácil hacerlo solo. El equipo de psicología de nuestras clínicas en Valencia, a través de diferentes terapias psicológicas, atiende a numerosos pacientes que solicitan ayuda. Una decisión importante para que el dolor no controle también su salud mental.

El temido círculo del dolor crónico.

Debería existir un cartel con el mensaje “Prohibido entrar”. Cuando el dolor se queda y se convierte en crónico, comienza a girar una rueda de emociones negativas que van desde la frustración y la ansiedad hasta el estrés y la depresión. En la teoría es fácil recomendar que el paciente no abra esa puerta. Sin embargo, en la práctica es mucho más difícil. Por eso, la psicología se convierte en una herramienta fundamental (y cada día más habitual) para tratar a personas con dolor crónico.

¿Cómo son los tratamientos psicológicos?

Aprender a vivir con dolor es un camino empedrado con altibajos y bifurcaciones. Sin embargo, existen nuevas opciones terapéuticas para llevar a estos pacientes a meta. El objetivo: conseguir que la persona maneje las implicaciones emocionales y sociales de una forma positiva y mejore su calidad de vida. Nuestro equipo de psicología trabaja con diferentes técnicas que pueden emplearse de forma aislada o enmarcadas en un tratamiento interdisciplinar. Algunas de las terapias más habituales:

  • Terapia Cognitivo-Comportamental (TCC)
  • Terapia de la aceptación y el compromiso
  • Mindfulness
  • Terapia familiar sistemática

Estas terapias ayudan al paciente a identificar, corregir y modificar los pensamientos y emociones negativas. También son útiles para que el paciente acepte su nueva situación y encuentre motivaciones satisfactorias. Y, por supuesto, están muy orientadas a garantizar una reinserción social y profesional del paciente.

La implicación psicológica del dolor crónico no afecta solo al paciente. También a su círculo familiar. Así, es importante implicar en estos tratamientos psicológicos al entorno más cercano. Su comprensión real del problema es una cuestión relevante para que el paciente logre aprender a vivir con el dolor de una forma positiva.

Son muchas las técnicas que manejan los profesionales de la psicología. Desde técnicas de relajación o higiene del sueño o el entrenamiento de la asertividad. También resulta útil técnicas orientadas a la organización del tiempo, el fomento de actividades distractoras o aquellas que reducen conductas de evitación.

Aprender a vivir con dolor: el gran reto para volver a disfrutar

La mayoría de los pacientes con dolor crónico tienen dolencias ligadas al aparato locomotor y muscoesquelético. El dolor no desaparece con el tratamiento psicológico. Sin embargo, gran parte del sufrimiento del paciente se relaja si se controla su salud mental. En las clínicas de Medicina del Dolor creemos en la importancia del abordaje multidisciplinar. Por eso, nuestro equipo médico, integrado por distintos especialistas, ayuda a pacientes con dolor crónico a recuperar su calidad de vida. ¿Le gustaría pedir una cita para evaluar su caso?

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información.

Aceptar y continuar