Esta técnica consiste en la aplicación de impulsos eléctricos para relajar o estimular la musculatura del suelo pélvico.

Se utiliza para reeducar los músculos que sufren alguna alteración que les impide mantener el tono normal, y también se puede emplear para enseñar al paciente donde están los músculos del suelo pélvico, como funcionan, y que se siente cuando se contraen, a fin de que sea capaz de aprender a contraerlos voluntariamente.

Para aplicarla se emplean 2 tipos de electrodos, en función de los músculos que se desee tratar:

  • Electrodos de superficie: Colocados en el periné
  • Electrodos intracavitarios: Colocados en el interior de la vagina o el recto, en función de la zona muscular a tratar.

suelo_pelvico_electroterapia_01

 

imagen_suelo_pelvico_03

 

 

suelo_pelvico_electroterapia_03

 

La función estos electrodos es enviar un impulso eléctrico indoloro que provocará, en función del resultado que se busque:

  • La relajación de músculos hipertónicos dolorosos
  • La contracción de músculos hipotónicos incapaces de realizar su trabajo

 

suelo_pelvico_electroterapia_04

 

Indicaciones:

  • Pacientes con un suelo pélvico muy débil como para realizar ningún tipo de contracción
  • Pacientes sin conocimiento sobre cómo realizar contracción del suelo pélvico

En pacientes con capacidad (o que han desarrollado la capacidad gracias a este tratamiento) de realizar contracciones voluntarias, es recomendable trabajar con biofeedback en lugar de electroterapia.

 

Contraindicaciones:

  • Uso de dispositivos intrauterinos
  • Cáncer
  • Embarazo
  • Disiuria
  • Denervación total
  • Retención urinaria
  • Razones psicológicas
  • Reflujo uretétrico
  • Menstruación no sangrante
  • Infección local

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar