El trabajo hipopresivo integra entrenamiento abdominal, postural y de suelo pélvico, lo que lo convierte en una herramienta muy eficaz en la preparación para el embarazo y en la recuperación postparto. Pero más allá de eso, es una terapia que permite un refuerzo muscular de la cintura pélvica y la postura para patologías como obesidad, incontinencia y alteraciones posturales lumbares.

El objetivo de los ejercicios de gimnasia abdominal es generar una hipopresión en la cavidad abdominal, esto se consigue a través de diferentes posturas y movimientos junto con la contracción del músculo diafragma en tiempo espiratorio (al soltar el aire), de esta forma se crea una contracción refleja muscular en la zona del suelo pélvico y la musculatura abdominal. Son estas contracciones, junto con el control que el paciente practica, lo que desarrolla la reprogramación muscular.

Se trata de un ejercicio en apariencia sencillo, pero que requiere de una gran atención y cuidado para realizarlo correctamente, por lo que es necesario pasar por un periodo de aprendizaje supervisado.

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_01

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_02

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_03

 

El tratamiento consta de diferentes posturas y movimientos coordinados que el paciente realiza guiado por un fisioterapeuta, y más adelante por su propia cuenta en un gimnasio, sobre colchonetas, o empleando balones de Bobath.

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_04

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_05

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_06

suelo_pelvico_ejercicios_hipopresivos_07

Objetivos y metas

  • Reprogramar la estructura muscular debilitada del suelo pélvico y el abdomen para desarrollar un mayor control y funcionalidad.
  • Aumentar el tono de la musculatura del suelo pélvico para mejorar la sostenibilidad y la tensión de la malla que mantiene los órganos de la pelvis en buen funcionamiento.
  • Reforzar la musculatura abdominal para tratar la afectación de lumbalgia y dolor bajo de espalda.

imagen 8

Riesgos y contraindicaciones:

  • Hipertensión arterial
    • En pacientes que sufren hipertensión arterial esta actividad está contraindicada, sin embargo, previo consenso con el médico de cabecera y mientras siga un tratamiento médico, el fisioterapeuta puede establecer un tratamiento de ejercicios hipopresivos individualizado con control óptimo de la tensión arterial. En cualquier caso, el paciente no podrá realizar ejercicios grupales.
  • Embarazo
    • La práctica repetida de esta técnica puede provocar un parto prematuro o un aborto natural, sin embargo, a partir del cuarto mes de embarazo, se puede establecer un programa individualizado controlador por un fisioterapeuta. El objetivo es mejorar las contracciones del útero en el momento del parto y facilitar la fase de expulsión.
  • Postparto
    • Si bien, estos ejercicios están indicados para mujeres tras el parto, es recomendable esperar al menos 6 semanas antes de realizar ejercicios hipopresivos.
  • Afectación de cadera o rodillas
    • En estos casos, su fisioterapeuta debe personalizar su sesión de ejercicios hipopresivos, con el fin de preservar la integridad articular.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar