Terapia Orthokine: la revolución de la medicina regenerativa 5 claves de la Terapia Orthokine

Publicado el 27/01/2017 No hay comentarios Dolor de espalda, Hernia discal, Tratamientos

Los tratamientos de la medicina regenerativa están considerados en la actualidad como los más avanzados de la ciencia. Los buenos resultados que han acumulado estas terapias realizadas con las propias células del organismo del paciente han hecho que cada día ganen más adeptos. En Medicina del Dolor confiamos y apostamos por la medicina regenerativa. Por ello, hemos obtenido el reconocimiento para integrar entre nuestros servicios una de las técnicas más vanguardistas de la medicina, la terapia Orthokine. Para descubrirla más a fondo le invitamos a conocer en qué consiste y cuáles son las 5 claves de la terapia Orthokine que la convierten en una auténtica revolución.

¿En qué consiste la Terapia Orthokine?

Se trata de un tratamiento biológico para tratar enfermedades y dolores articulares en el que el principal ingrediente es la propia sangre del paciente. Con ella se realiza un suero con una alta concentración de factores de crecimiento y proteínas antinflamatorias. Este líquido, que se inyecta directamente en la zona a tratar, servirá para regenerar de forma natural el cartílago de las articulaciones afectadas y así aliviar el dolor producido por el desgaste.

Las principales aplicaciones en Medicina del Dolor son la artrosis articular, hernias y dolor de espalda por inflamación de raíz nerviosa, además de lesiones tendinosas.

¿Cuáles son sus claves de éxito?

1. Es natural y no tiene efectos secundarios

La terapia Orthokine destaca por su condición de autóloga, es decir, se realiza con elementos del propio cuerpo al que se trata. Esto conllevará que el paciente no padezca efectos secundarios ni que tenga ninguna probabilidad de producir rechazo al tratamiento.

2. Elimina el dolor durante más tiempo

Una de las ventajas de la terapia Orthokine es que los pacientes dejan de sufrir dolor durante un largo periodo de tiempo. Sus potentes agentes antinflamatorios provocan que el cartílago se desinflame y, por tanto, deje de producir dolor en la articulación.

En algunos pacientes, los resultados comienzan a notarse en las primeras semanas tras la inyección. Sin embargo, en otros casos, la ausencia de dolor total llega a producirse a los 6 meses y se prolonga hasta los 2 años sin volver a tratarse.

3. Frena el desarrollo de la enfermedad

A diferencia de otros tratamientos, la terapia Orthokine ataca a la raíz de la enfermedad. No solo es un tratamiento regenerativo y analgésico, sino que también detiene el deterioro del cartílago y lo protege. Esto aumenta la eficacia de la terapia en los pacientes quienes, en algunos casos, ven como el problema desaparece por completo.

4. Es efectiva en los diferentes estadios de la enfermedad

No cabe duda que cuanto menos avanzada esté la patología, mejores resultados se obtendrán. Sin embargo, la terapia Orthokine consigue elevados índices de mejoría en pacientes con artrosis u otras dolencias avanzadas.

Los estudios médicos también han confirmado que Orthokine puede retrasar varios años el implante de una prótesis mejorando la calidad de vida de los pacientes.

5. Consiste en un tratamiento sencillo

Se suministra a través de inyecciones sobre la zona afectada. Generalmente en lesiones de tendón, hernias o inflamación de raíz nerviosa en la espalda se precisará de unas 3 inyecciones, mientras que en las dolencias de las articulaciones puede llegar a repetirse hasta 6 veces. El número de inyecciones puede variar según cada caso médico sin que esto disminuya la eficacia o se genere malestar.

 

En cualquier caso, el paciente evitará someterse a un tratamiento complejo y excesivamente prolongado en el tiempo. Además, se puede hacer vida normal tras la terapia Orthokine. Tan solo se debe evitar realizar una actividad excesiva que suponga forzar la zona tratada durante el mismo día del tratamiento.

Así, la terapia Orthokine se ha convertido en una de las terapias más revolucionarias de la medicina regenerativa. Utilizada por deportistas de élite, también se recomienda a pacientes ancianos, para quienes no es conveniente que se sometan a una operación quirúrgica u otras técnicas debido a los riesgos de la edad. Si desea conocer más sobre la terapia Orthokine, así como de otras técnicas en medicina regenerativa, no dude en preguntarnos. Los profesionales de Medicina del Dolor, tras conocer su caso, le explicaran cuáles son los tratamientos más recomendables para su dolencia.

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar