Ondas de choque: la mejor solución para la tendinitis Ondas de choque, la mejor solución para la tendinitis

Publicado el 29/12/2016 No hay comentarios Tratamientos

La tendinitis crónica puede llegar a ser una lesión muy molesta. Posturas incorrectas, movimientos repetitivos, excesivo ejercicio o la pérdida de masa muscular ocasionada por la edad pueden ocasionar fuertes dolores asociados a la inflamación de los tendones. En ocasiones, ese malestar desaparece tras los tratamientos farmacológicos y de rehabilitación. Sin embargo, otras veces, el problema persiste y se prolonga en el tiempo volviéndose crónico. Es entonces cuando en Medicina del Dolor apostamos por las ondas de choque como la mejor solución para la tendinitis crónica.

La terapia de las ondas de choque, avalada por numerosos estudios médicos, permitirá eliminar ese dolor tan molesto y mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Qué son las ondas de choque?

Se tratan de impulsos de presión a alta frecuencia e intensidad aplicados sobre los músculos o tendones lesionados a través de un aparato encargado de generarlas. Estas ondas de choque se producen en el dispositivo y se aplican a través de un martillo que “golpea” la zona de la lesión previamente anestesiada. Cada impulso dura un microsegundo y, a lo largo de la sesión, se aplican múltiples.

El dispositivo permite elegir la intensidad y la frecuencia de dichos impulsos a la vez que facilita la visión por ecografía de la zona a tratar. De esta forma, en todo momento, el profesional médico pueda controlar que el lugar donde se producen los impactos es el correcto garantizando así una precisión máxima.

Efectos de las ondas de choque

  • Incrementan el riego sanguíneo en la zona tratada.
  • Reducen la inflamación de los tejidos perjudicados.
  • Estimulan la formación de colágeno, la proteína fundamental para la unión de los tejidos conectivos de nuestro cuerpo: huesos, músculos, tendones, cartílagos y ligamentos…
  • Fragmentan y disuelven las calcificaciones en el tejido.
  • Reducen el dolor actuando en las fibras nerviosas responsables de producirlo

Todos estos efectos provocan la regeneración celular de la zona renovando la parte muscular dañada por tejido sano. Así, se consigue que la tendinitis se reduzca notablemente con el paso de las sesiones hasta finalmente desaparecer.

Ventajas de las ondas de choque

Además del éxito en el tratamiento, las ondas de choque cuentan con una serie de ventajas que la convierten en la mejor solución para la tendinitis crónica. No es un tratamiento invasivo. Las ondas se producen externamente, es decir, fuera del cuerpo, lo que provoca que el paciente sólo tenga que notar su incidencia sin tener que pasar por infiltraciones o algún otro tipo de cirugía menor.

El paciente tampoco tendrá que soportar largas sesiones de tratamiento ya que su aplicación puede realizarse en unos minutos, tras los cuales el paciente podrá abandonar el centro médico hasta la siguiente sesión.

Además, el paciente notará mejoría desde las primeras sesiones sin necesidad de tener que esperar a que pase el tiempo para ver los resultados de su tratamiento.

El efecto analgésico de esta energía también es un alivio para los pacientes más mayores quienes, en la mayoría de los casos, están física y psicológicamente saturados de medicamentos y no admiten la toma de fármacos analgésicos.

También aptas para otras dolencias

Las ondas de choque no sólo se utilizan para la tendinitis crónica; otras dolencias, como la fascitis plantar o la lumbalgia, se tratan con esta técnica que también se utiliza para disolver los cálculos renales.

En los últimos años las ondas de choque se han convertido también en un gran avance para la medicina deportiva y han sido utilizadas por deportistas de élite como Messi, Rafa Nadal o Andrés Iniesta.

Aún así, se debe tener en cuenta que las ondas de choque no se pueden aplicar en todos los pacientes. Están contraindicadas para embarazadas y pacientes con marcapasos o con problemas de coagulación sanguínea, así como presencia de tumores, patologías neurológicas o vasculares. Por eso, los profesionales de Medicina del Dolor están a su disposición para estudiar su caso y darle una solución personalizada en cada momento. ¡Consúltenos sin compromiso!

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar