Iontoforesis: ventajas para administrar los fármacos contra el dolor iontoforesis

Publicado el 29/01/2018 No hay comentarios Consejos, Dolor Crónico, Tratamientos

Los avances tecnológicos son un pilar fundamental para el progreso médico. El uso de aparatos ha hecho que el diagnóstico y el tratamiento pueda ser mucho más concreto y efectivo. Aunque, sobre medicamentos, los analgésicos por vía oral siguen siendo los principales fármacos para tratar el dolor, existen alternativas que gracias a la actual tecnología aportan grandes ventajas a sus usuarios. En Medicina del Dolor presentamos la iontoforesis, una técnica para administrar fármacos contra el dolor. Es recomendable para pacientes con lesiones, molestias en el postoperatorio o enfermedades crónicas como la artritis reumatoide o la artrosis.

Se trata de una de las técnicas más antiguas de la fisioterapia, aunque todavía muchos desconocen sus cualidades. Su funcionamiento se basa en el principio físico de atracción de los polos. Para llevarlo a cabo, se empieza colocando en la zona a tratar un parche especial con el medicamento incorporado. A continuación se conecta a la corriente eléctrica y se emiten descargas. Así, los iones de la sustancia del medicamento traspasarán la piel al verse atraídos por los del interior del organismo. De este modo, se pueden administrar fármacos directamente contra el dolor en rodillas, manos, codos, hombros o en casos de fascitis plantar, entre otros.

¿Cuáles son las ventajas de la iontoforesis?

Es una técnica indolora y no invasiva

Nada de pasar por el quirófano ni tomar pastillas que influyen en su sistema digestivo y cuentan con otros complicados efectos secundarios. Con la iontoforesis los medicamentos se administran a través de la piel sin provocar grandes molestias. Solo algunos pacientes sienten durante la administración una sensación de descargas eléctricas o un leve cosquilleo.

Su efecto es local

Dada las características de su aplicación los fármacos van directamente al foco del dolor para aliviarlo. Aunque también es posible conseguir un efecto general dependiendo del compuesto aplicado y la cantidad introducida.

Con resultados inmediatos

Al ser de aplicación directa sobre la piel, permite aliviar de forma rápida el dolor. Además el paciente puede realizarlo cuando mejor le convenga y obtener resultados inmediatos. 

Para tratamientos de larga duración

También es una técnica altamente recomendada para pacientes con dolor crónico, ya que no es necesario realizar descansos en el tratamiento.

Ahora bien, estas ventajas implican una serie de condiciones que el médico siempre tendrá en cuenta para indicarlas al paciente. Por ejemplo, si su piel es relativamente impermeable dificultará el paso de los iones. Esto hará que solo fármacos de pequeño peso molecular y solubles en agua sean buenos candidatos para administrar a través de la iontoforesis. Además, esta técnica puede provocar en algunos pacientes alteraciones cutáneas como enrojecimiento y quemazón en la zona de aplicación. Aun así, si todo se realiza con las indicaciones y el control del médico, no habrá nada que temer y se conseguirá una solución efectiva contra el dolor.

Desde Medicina del Dolor llevamos años practicando la iontoforesis. Gracias a ella hemos visto como muchos de nuestros pacientes se han liberado de sus dolores de una manera rápida y sencilla y sin pasar por el quirófano.

 

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar