Ergonomía en el trabajo: una cuestión de salud Ergonomía en el trabajo: una cuestión de salud

Publicado el 27/05/2016 No hay comentarios Consejos, Dolor de espalda

¿Cómo afecta el trabajo en nuestra salud? Hay una relación directa entre las condiciones laborales y la salud física y mental de los trabajadores. De hecho, la ergonomía en el trabajo ha crecido en importancia en las últimas décadas y es un asunto directamente tratado por los profesionales de prevención de riesgos laborales. A pesar de los avances, lo cierto es que todavía tenemos mucho que mejorar. Hace falta invertir más recursos en sensibilización para que todos, tanto empresas como empleados, seamos conscientes de su importancia en términos de salud y bienestar. 

Hablamos de un concepto muy amplio. La Asociación Internacional de Ergonomía la define como “un conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona”. Sin embargo, en Medicina del Dolor queremos centrarnos en aquellos aspectos relativos a la higiene postural, de vital importancia para prevenir dolores de espalda.

Muchos de los pacientes que acuden a nuestras clínicas sufren dolores de espalda, cuello y hombros. ¿Cuál es el origen del problema? La raíz de la dolencia, en gran parte de las ocasiones, reside en los malos hábitos tanto a la hora de mantener la postura como en el momento de realizar esfuerzos físicos. Corregir estos hábitos representa la mejor prevención que podamos realizar ante futuros dolores corporales severos. Y, desde luego, si ya sufrimos una dolencia de estas características, hablamos de una corrección de hábitos imprescindible para su tratamiento.

Cómo adoptar una buena ergonomía en el trabajo

En Medicina del Dolor queremos compartir algunos consejos generales sobre ergonomía en el trabajo que, con voluntad, cualquier persona puede comenzar a poner en práctica ahora mismo.

  1. Si trabaja de pie… Debemos mantener la espalda recta, respetando la curvatura natural, y repartir el peso de nuestro cuerpo en ambos pies.
  2. Si trabaja sentado… Muy importante mantener la espalda lo más erguida posible, apoyar los dos pies en el suelo (sin cruzar las piernas) y mantener las rodillas flexionadas con un ángulo de 90 grados.
  3. Si trabaja frente al ordenador… Procurar que la pantalla esté situada a la altura de nuestra mirada. Para ello, debemos tener en cuenta tanto la altura de la mesa como la distancia en la que nos coloquemos respecto al ordenador.
  4. Si carga y transporta objetos pesados… Muchos trabajos implican una movilidad del empleado con artículos de diferente peso. La recomendación más saludable es llevar el peso repartido en los dos lados del cuerpo. Para ello, podremos utilizar una mochila. Otra de las posturas especialmente delicadas es la que adoptamos cuando cargamos peso. En este caso, si la carga está en el suelo, debemos flexionar las rodillas y evitar giros de columna que ocasionen una lesión.

Beneficios para todos de la ergonomía en el trabajo

Adoptar estos buenos hábitos previene la salud del trabajador, pero también implica beneficios directos a las empresas. Según distintos estudios, el desarrollo de buenas prácticas ergonómicas en ambientes laborales reduce hasta un 61% el número de bajas médicas lo que representa un menor índice de absentismo laboral y una mejora en la producción y eficiencia del equipo humano.

Sobran los motivos. La ergonomía en el trabajo es una cuestión de salud que todos debemos considerar si deseamos prevenir dolores de carácter músculo-esquelético que empeoren nuestra calidad de vida.

Fuente de la noticia

Comments are closed.

Mejore su calidad de vida

Contacte con nosotros, podemos ayudarle

Para darte un servicio más personalizado, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies. Más información Aceptar y continuar